Estética Terminal Internacional de Pasajeros de Yokohama

Estética Terminal Internacional de Pasajeros de Yokohama

Archdaily |David Langdon – La triunfal recepción crítica de del Terminal Internacional de Pasajeros de Yokohama fue el producto de la metodología arquitectónica inventiva y el pensamiento social consciente. Diseñado por Foreign Office Architects (FOA) en 1995, el terminal futurista representa una tipología emergente de la infraestructura de transporte. Su diseño radical, hiper-tecnológico explora nuevas fronteras de la forma arquitectónica y al mismo tiempo provoca un gran discurso sobre la responsabilidad social de los proyectos de gran escala para enriquecer los espacios urbanos compartidos.

El concurso de arquitectura para el terminal era famosamente intenso, y ganarlo requería que el equipo de los entonces esposa-y-esposo Farshid Moussavi y Alejandro Zaera-Polo, repensara el modelo establecido del diseño del terminal. Situado frente al mar en un sitio importante en la segunda ciudad más poblada de Japón, la comisión de alto nivel atrajo a 660 participantes de todo el mundo, la mayor competencia internacional en el país hasta la fecha. [1] El enorme proyecto de 430 de largo, tardó ocho años en construirse con un presupuesto de £ 150 millones, y requirió que FOA reubicara temporalmente sus estudios en Yokohama para supervisar la construcción. La apertura pública del terminal se produjo en 2002, casualmente coincidiendo con el último partido de la Copa del Mundo que se celebró a pocos kilómetros de la costa.

6

El aspecto llamativo del terminal se hizo posible sólo por los enormes avances en el diseño asistido por computador. Fue concebido principalmente en sección, con una increíblemente compleja serie de superficies que suavemente se curvan y se pliegan en una topografía arquitectónica habitable y navegable. En lo alto de la plataforma de observación, el material de tela del suelo asciende y desciende en oscilaciones de onda para crear caminos y aberturas en los vastos espacios cerrados de abajo. Estos cambios en la elevación a veces sutiles, a veces fuertes -fueron la esencia del lenguaje arquitectónico que se inventó para el proyecto.

El edificio se organiza en tres niveles verticales. En lo alto de un garaje en el primer piso y un amplio piso intermedio que contiene áreas administrativas y operativas del terminal, incluyendo venta de entradas, aduanas, inmigración, restaurantes, tiendas y zonas de espera. Las vigas de acero que atraviesan el techo añaden una sensación de peso en el espacio que contrasta fuertemente con la sensación de la plataforma de observación, que pareciera estar hecha de una luz, flexible y fácilmente maleable. La conexión de los tres niveles son una serie de rampas de suave pendiente, que los arquitectos decidieron al ser más efectivos que las escaleras en el mantenimiento de un flujo continuo y multidimensional de circulación.

Post Recientes

Librería Hefei 1953

Librería Hefei 1953

Desde tiempos antiguos, la creencia de las personas en la comida está arraigada en la memoria de la civilización agraria. El…
Estrategias bioclimáticas

Estrategias bioclimáticas

Cuando se menciona la palabra “trópico”, la imagen que comúnmente nos viene a la mente es la de un lugar exótico,…
El aporte de los revestimientos cerámicos

El aporte de los revestimientos cerámicos

¿Qué es la inercia térmica y cómo funciona? Pensemos en dos edificios sencillos, uno construido principalmente con piedra y otro con…