Ruinas subterráneas

Ruinas subterráneas

Kaggalipura es un pequeño pueblo situado a 40 km al sur de la ciudad de Bengaluru. La finca de 3 acres es un huerto frutal donde se cultivan árboles como mango, sapota, plátano, coco, palta y jackfruit.

El emplazamiento ofrecía varias oportunidades de diseño. Una topografía inclinada permitía crear un sistema de recogida de aguas pluviales para apoyar las prácticas agrícolas existentes. Un pronunciado desnivel de cuatro metros precedido de un terreno llano permitió insertar el volumen en el paisaje con un corte mínimo. El lado sur está excavado a lo largo de esta topografía, mitigando la ganancia de calor, mientras que el lado norte se abre al paisaje y aprovecha la luz. Los tejados están llenos de vegetación, lo que da una sensación de continuidad al paisaje, aumenta la masa térmica, mantiene frescos los espacios inferiores y ofrece oportunidades para la agricultura a pequeña escala en la parte superior.

Todos los materiales utilizados son de origen local, con un impacto mínimo. Las grandes piedras excavadas en el lugar se utilizaron para el muro de contención, mientras que las piedras más pequeñas y los guijarros se emplearon como material para el suelo de los patios. En la construcción se emplearon albañiles, artistas y artesanos locales de la aldea de Kaggalipura como forma de construcción comunitaria.

Post Recientes

Librería Hefei 1953

Librería Hefei 1953

Desde tiempos antiguos, la creencia de las personas en la comida está arraigada en la memoria de la civilización agraria. El…
Estrategias bioclimáticas

Estrategias bioclimáticas

Cuando se menciona la palabra “trópico”, la imagen que comúnmente nos viene a la mente es la de un lugar exótico,…
El aporte de los revestimientos cerámicos

El aporte de los revestimientos cerámicos

¿Qué es la inercia térmica y cómo funciona? Pensemos en dos edificios sencillos, uno construido principalmente con piedra y otro con…