La atemporalidad del ladrillo

La atemporalidad del ladrillo

Archdaily | Valeria Montjoy – Con más de 11.000 años de historia, el ladrillo es uno de los materiales de construcción más antiguos. Es más, reemplazando los bloques de barro secados al sol, los romanos fueron los primeros en experimentar con masas de arcilla cocida en nuevas formas constructivas como arcos, bóvedas y cúpulas. Si bien las dimensiones y métodos de fabricación de este pequeño módulo han evolucionado a lo largo de los años, sus componentes y clásica forma rectangular han experimentado pocos cambios, en especial considerando su larga historia. La explicación es simple: el ladrillo, con su calidez, versatilidad y destacadas propiedades estructurales, es un material atemporal que no pasa de moda.

No es de extrañar, entonces, que el ladrillo se posicione como uno de los sistemas constructivos más utilizados en el mundo; especialmente en Latinoamérica, donde su uso representa la identidad y cultura local. Bajo este contexto, hace más de 40 años surge Cerámica Santiago, el mayor fabricante de ladrillos cerámicos en todo Chile. Explorando las posibilidades del material, hablamos con ellos para conocer las numerosas ventajas del ladrillo que le otorgan su reconocida reputación en la industria.

De un recurso natural a un bloque de alto rendimiento

El ladrillo se elabora a partir de la arcilla, materia prima que abunda en la tierra y se extrae directamente de ella. Una vez mezclada con agua, moldeada y extruida, forma el producto final y se somete a un proceso de secado y cocción, adoptando su resistencia mecánica en una variedad de estilos y dimensiones. Sin embargo, según indican desde Cerámica Santiago, “la línea de ladrillos con mayor uso corresponde a aquellos destinada a la construcción de albañilería estructural. Entre ellos están aquellos con alturas de 7,1 cm, 9,4 cm y 11,3 cm.” Gracias a su textura y color natural, es común que estos se utilicen a la vista, formando una masa compacta o diversas composiciones mediante la rotación, desplazamiento o entrelazado de bloques.

Campo_de_Entrenamiento_Cuerpo_de_Bomberos_de_Santiago_

En comparación a otros sistemas constructivos, el ladrillo cerámico posee una serie de ventajas que lo hacen especialmente atractivo. En conjunto, estas se pueden agrupar en 4 ejes: durabilidad, acondicionamiento térmico y acústico, sustentabilidad y resistencia al fuego.

Dado que las partículas de arcilla se fusionan durante el proceso de cocción, el ladrillo posee una alta resistencia al paso del tiempo, al impacto y a la humedad. Por lo mismo, es uno de los materiales de construcción más duraderos, lo que se evidencia en las innumerables obras coloniales que hasta hoy se mantienen en buen estado. En la actualidad, la fabricación industrial ha incrementado aún más su calidad, resistencia estructural y durabilidad, permitiendo obtener productos cuyo comportamiento incluso sobrepasa los requisitos establecidos por la normativa.

De este modo, las construcciones de albañilería pueden fácilmente alcanzar una vida útil que supera los 100 años. Se suele recomendar, sin embargo, una mantención mínima. Por ejemplo, en edificios con ladrillo a la vista, esta consiste en proteger los muros cada 5 a 10 años con un tratamiento Hidrorrepelente incoloro que evita la absorción de agua lluvia.

Post Recientes

El aporte de los revestimientos cerámicos

El aporte de los revestimientos cerámicos

¿Qué es la inercia térmica y cómo funciona? Pensemos en dos edificios sencillos, uno construido principalmente con piedra y otro con…
Conoce el Restaurant DAWN to DUSK

Conoce el Restaurant DAWN to DUSK

DAWN to DUSK, como su nombre lo indica, está meticulosamente diseñado para brindar a los clientes servicios completos desde la mañana…
Geométrica Casa Frame

Geométrica Casa Frame

El hogar está ubicado en las afueras cerca del centro de la ciudad de Liubliana, rodeado principalmente por casas individuales y…