El aporte de los revestimientos cerámicos

El aporte de los revestimientos cerámicos

¿Qué es la inercia térmica y cómo funciona? Pensemos en dos edificios sencillos, uno construido principalmente con piedra y otro con madera sin aislamiento. En un día soleado, el edificio de piedra, con alta inercia térmica, absorberá gradualmente el calor solar. Durante la noche, liberará lentamente el calor almacenado, manteniendo el interior más cálido por más tiempo. Mientras tanto, el edificio de madera sin aislamiento, de baja inercia térmica, se calentará y enfriará más rápidamente, absorbiendo con rapidez el calor durante el día pero perdiéndolo fácilmente durante la noche.

A través de este ejemplo, podemos notar cómo el edificio de piedra presenta una mejor capacidad para regular la temperatura interior debido a su mayor inercia térmica. Esta propiedad física de los materiales es utilizada por los arquitectos para optimizar el rendimiento térmico de los edificios y reducir la necesidad de sistemas de calefacción o refrigeración. Sin embargo, cada caso es diferente y los niveles de inercia térmica requeridos pueden variar según el clima y el uso de cada edificio.

Revisemos cómo funciona la inercia térmica de algunos materiales en distintos escenarios, así como la contribución de los revestimientos cerámicos o porcelánicos para lograr un nivel óptimo de confort.

Al considerar la inercia térmica de los materiales, los arquitectos buscan alcanzar el mayor equilibrio posible, es decir, la estabilidad térmica necesaria para que la temperatura al interior se acerque a la media entre las temperaturas más altas y más bajas del día. Por este motivo, los materiales de alta inercia térmica son especialmente efectivos en zonas con cambios bruscos de temperaturas entre el día y la noche.

En este tipo de climas, como ocurre en las zonas desérticas, lo ideal es que los materiales que envuelven el edificio absorban el calor del sol para liberarlo durante la noche, cuando las temperaturas bajan. En zonas con temperaturas estables pero mayormente calurosas, el calor retenido a lo largo del día puede ser disipado por la noche a través de sistemas de ventilación. En climas muy fríos, el poco calor que puede retenerse debe conservarse adecuadamente en el interior, por lo que la elección o combinación de materiales para la envolvente debe estudiarse con cuidado.

Post Recientes

¿Pigmentación en el hormigón?

¿Pigmentación en el hormigón?

¿Es posible decir que existe un material atemporal en la arquitectura, en términos estéticos? Sin duda, la madera y el hormigón…
¿Cómo ayuda la IA a los Arquitectos y diseñadores?

¿Cómo ayuda la IA a los Arquitectos y diseñadores?

Desde su introducción al público en general, las tecnologías de inteligencia artificial parecen propensas a cambiar el panorama laboral para los…
Conoce el Steno Diabetes Center Copenhagen

Conoce el Steno Diabetes Center Copenhagen

Steno Diabetes Center Copenhagen (SDCC) es el mayor hospital del norte de Europa para la prevención y el tratamiento de la…