La tendencia de Japón: reemplazar las casas cada 30 años

La tendencia de Japón: reemplazar las casas cada 30 años

Archdaily | Vania Masalías –

En la mayoría de los países del mundo se da valor a los edificios antiguos. Hay algo en la historia, la originalidad y el encanto de una casa antigua que hace que su valor sea a veces, superior al de los proyectos nuevos. Pero en Japón, se prefiere casi siempre lo contrario. Las casas recién construidas son las más buscadas en un mercado inmobiliario en el que casi nunca se venden las viviendas y la obsesión por demoler y reconstruir es tanto una cuestión cultural como de seguridad, lo que hace que las casas de 30 años de antigüedad se encuentren en un mercado sin valor.


A diferencia de otros países, las casas en Japón se deprecian rápidamente con el tiempo, llegando a carecer casi de valor en 20-30 años después de su construcción. Si alguien se muda de una casa antes de ese plazo, se considera que la casa no tiene valor y se derriba en favor del terreno, que se considera de gran valía. Este enfoque de la longevidad de los edificios, se explica tanto por las deficientes técnicas de construcción que se crearon para satisfacer la floreciente demanda de viviendas después de la Segunda Guerra Mundial, como por las frecuentes actualizaciones de los códigos de construcción que pretenden mejorar la resistencia contra los terremotos y la inminente amenaza de otros desastres naturales. Además, como la gente cree que sus casas perderán rápidamente su valor, hay pocos incentivos para mantenerlas de forma que resulten atractivas para un futuro comprador potencial. Lo que esto proporciona es un mercado en el que los propietarios se sienten más liberados para diseñar las casas como quieran. De hecho, en Japón hay casi cinco veces más arquitectos colegiados, debido a la necesidad de diseño y construcción de casas.

De manera similar, el plan maestro del Campus de la Bahía Sur de la Universidad de Xinyang (XYU) en China, ganador de cinco premios, logra distinguir a la escuela como una institución de artes liberales del siglo XXI que promueve el aprendizaje en comunidad con conciencia ecológica y social. Por consiguiente, se utilizan estrategias integrales de sostenibilidad, como el uso eficiente de energía, gestión de residuos y la conservación de la capa vegetal. Por consiguiente, las edificaciones son diseñadas para reducir el consumo de energía del campus mediante el uso de ventilación natural y maximizando la ganancia solar en invierno, junto con la instalación de paneles fotovoltaicos y de calentamiento solar del agua.

Uno de los mayores retos a los que se ha tenido que enfrentar la firma al trabajar en el mercado latinoamericano, ha sido la inestabilidad institucional gubernamental en conjunto con la incertidumbre financiera que genera. “Los cambios en los marcos normativos influyen en cuestiones como la acreditación de las titulaciones, los requisitos de espacio en el campus, la proporción de profesores y la población estudiantil, y a menudo han afectado a los objetivos y resultados en los procesos de planificación.” Explica el Arquitecto Principal Pablo Savid-Buteler.

Post Recientes

Funcional Puente Herringbone

Funcional Puente Herringbone

El objetivo de este proyecto era renovar un viejo puente. La estructura está situada en el centro de Kang, provincia china…
La arquitectura de Dune

La arquitectura de Dune

Imaginemos un mundo miles de años en el futuro, un mundo en el que la humanidad haya conquistado planetas desde galaxias…
Revelan el diseño para el Museo de arte en Lusail en Qatar

Revelan el diseño para el Museo de arte en…

Qatar Museums ha publicado imágenes que muestran el futuro Museo Lusail, diseñado por la oficina de arquitectura suiza Herzog & de…