Adaptación de una casa del siglo XIX

Adaptación de una casa del siglo XIX

La casa fue construida al final del siglo XIX como una de seis hoteles para las hijas de un Barón. Casi un juguete Herreriano, es un rectángulo de 26 x 11.5m de mampostería de granito, rematada por una cubierta de teja a 4 aguas.

La puerta de acceso se enmarca con dos pilastras toscanas coronadas con dos obeliscos. La casa se macla con la parcela en pendiente mediante dos terrazas cercadas con muros de granito, escaleras y balaustres, dejando el resto de la parcela en suave descenso al sur.

Abandonada, ocupada, la casa había sufrido muchas modificaciones a lo largo de los años. La intervención ha sido cuidadosa en términos matéricos y conceptuales, basándose en las existencias para adecuar la vivienda al siglo XXI.

A este fin se reubicó la escalera, creando una triple altura con luz cenital en la entrada, una dilatación vertical que organiza circulaciones mientras casa las geometrías y ejes de la casa primaria. Este gesto de verticalidad permite la ventilación natural a modo de chimenea.

Post Recientes

Estética Casa 75.9

Estética Casa 75.9

75.9 es una casa familiar en un campo de heno en el noroeste del Pacífico canadiense. Construida alrededor de monumentales columnas…
Cerámica en el diseño interior

Cerámica en el diseño interior

El minimalismo es una filosofía tan ampliamente extendida que abarca desde el arte, las ideologías personales hasta la arquitectura. Surgido de…
Paisajismo en Casa Jacupiranga

Paisajismo en Casa Jacupiranga

El proyecto de paisajismo fue concebido a través de una metodología de creación del paisaje que concilia el uso de plantas…